En un mercado en constante evolución, como es el de la leche, renovarse es casi una obligación, por eso Leche Pascual presenta nueva imagen y nueva botella.

Diseñado en base a diversas encuestas y test, lo que proporciona que el envase se ajuste a las necesidades del consumidor, Leche Pascual revoluciona el lineal de leche en botella con el formato de 1200 ml.

El nuevo envase cuadrado hace más cómodo el almacenaje y mucho más ergonómica su utilización, realizado a base de PET blanco opaco, que evita el paso de la luz, conservando las propiedades y el sabor de la leche recién ordeñada.

Todo este cambio de imagen sería imposible sin las etiquetas acordes con tal revolución, impresas en soporte plástico, con unos colores llamativos y un elaborado diseño.

Imprenta Moderna ha sido seleccionada por la marca para llevar a cabo la impresión de las etiquetas sobre material plástico, con la avanzada tecnología de impresión offset en bobina. Tan revolucionaria e innovadora como el mismo producto.